martes, 6 de agosto de 2019

2019 - MARCELO COSTA




TREM DAS CORES

Do álbum CORES, NOMES (1982)
"Minha estreia com Caetano"
[Marcelo Costa]


1984 - BANDA NOVA [Marcelo Costa, Ricardo Cristaldi, Armando Marçal, Caetano Veloso, Tavinho Fialho, Zé Luiz e Tony Costa]

1984 - Tavinho Fialho, Marcelo Costa, Caetano Veloso e Tony Costa


1986 - O CINEMA FALADO [Marcelo Costa, Armando Marçal e Caetano Veloso]




"Este disco promove o encontro de artistas que estiveram e estão comigo. Cantando, tocando e celebrando a música do Brasil. Ao invés de dar uma festa, fiz esse disco"
[Marcelo Costa]



Foto: Reprodução / Facebook Marcelo Costa



2019
Álbum "Marcelo Costa Vol. 1"
Biscoito Fino CD


MEU BOM
Compositor: Marcelo Costa Santos

Eu sou um Mar.... Celo
Eu sou só um som
Valeu meu bom, véio
Valeu dom, meu brow
Vou de costa à costa
Com todos os santos
Cantar pra quem gosta
Em todos os cantos
Grande força, cara
A tua presença



FEITIÇO DA VILA

Samba
Letra: Noel Rosa
Música: Vadico
1934

Quem nasce lá na vila
Nem sequer vacila
Ao abraçar o samba
Que faz dançar os galhos do arvoredo
E faz a lua nascer mais cedo

Lá em Vila Isabel
Quem é bacharel
Não tem medo de bamba
São Paulo dá café,
Minas dá leite
E a Vila Isabel dá samba

A Vila tem
Um feitiço sem farola
Sem vela e sem vintém
Que nos faz bem

O sol da Vila é triste
Samba não assiste
Porque a gente implora:
Sol pelo amor de Deus não venha agora
Que as morenas vão logo embora...

A Vila tem
Um feitiço sem farola
Sem vela e sem vintém
Que nos faz bem

Eu sei tudo que faço
Sei por onde passo
Paixão não me aniquila
Mas tenho que dizer,
Modéstia à parte meus senhores
Eu sou da Vila!

2004 - A PESCARIA


Compositores: Wilson Ribeiro Pimentel e Conceição Alves Ferreira

Pego minhas redes, vou pro rio pescar
Levo essa morena e a viola pra pontear
Entro na canoa, atravesso pro lado de lá
Com essa morena do lado, pesco até o dia clarear
Jogo a tarrafa, ela segura o samburá
Quando pego o peixe, nele colocar
Logo mais a meia-noite, o frio começa a apertar
Saimos pra margem do rio, largamos os peixes pra lá
Acendo um fogo pra nós dois se aquecer
Preparo um cafezinho, espero o dia amanecer
Pego a viola e faço um ponteado
Sentados na beira do rio
Com viola e violão afinados 





2004 - CAETANO VELOSO E MARIA BETHÂNIA
BR-PUI-04.00565 / 2:55
Álbum “Namorando a rosa - Em homenagem à música de Rosinha de Valença”
[Varios intérpretes]
Biscoito Fino / Quitanda CD qui 004 / AB0005000, Track 13.



 1966 - Revista Realidade


2004 - Célia Vaz, Alcione, Maria Bethânia, Dona Ivone Lara e Miúcha
Foto: Elisa Ramos




viernes, 26 de julio de 2019

2019 - MÉXICO





Caetano Veloso: México tiene un significado muy fuerte para mí

JULIO 25, 2019


El cantante brasileño Caetano Veloso ofrece una rueda de prensa este jueves, en Ciudad de México (México). Foto: EFE/ Mario Guzmán

EFE

México

Para el célebre cantante Caetano Veloso México tiene un significado “muy fuerte por la música y por la personalidad de sus gentes”, explicó en rueda de prensa en Ciudad de México este jueves.

En el contexto del festival “Cantares: Fiesta de Trova y Canción Urbana” en el que el artista ofrecerá un concierto este sábado, comentó que es muy relevante para él poder venir a este evento con sus hijos.

Esta celebración, que tendrá lugar el 27 y 28 de julio, está organizada por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) con el objetivo de impulsar la música no solo mexicana, sino de toda Latinoamérica con la participación de 50 artistas nacionales e internacionales.

Caetano Veloso (Brasil, 1942) será el cabeza de cartel de esta fiesta de la música, la cual el cantautor alabó por su “naturaleza”.

El cantante, que nunca ha tenido problemas en manifestar su postura política también debido a su relación con la canción de protesta, explicó que el actual presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, “representa una derecha que está internacionalmente también representada (...) que es una necesidad loca de destruir todos los bocetos del avance”.

Para él, el político de ultraderecha suena en sus discursos como si fuese un hombre cualquiera, espontáneo y sincero pero que en realidad trae entre sus palabras muchos conceptos de la dictadura militar (1964-1985).

El propio Veloso estuvo detenido varios meses durante la dictadura y exiliado posteriormente, por lo que relaciona la situación del siglo pasado con lo que está sucediendo actualmente.

La muerte del también cantante y compositor brasileño Joao Gilberto el pasado 6 de julio fue un duro golpe para Veloso quien dijo que cada vez que tiene que hablar sobre su trabajo mira hacia Gilberto.

"Él ha sido no solo un gran artista que me emocionó, ha sido como una revelación, una iluminación que me dio criterios y entendimiento de la canción”, detalló.

En el concierto de este sábado en las Islas del campus de la UNAM, Veloso homenajeará de alguna manera a su referente, quien además vivió y grabó uno de sus álbumes en México.

Por último, el brasileño recordó la época de su juventud en la que brillaron también personas como Gilberto Gil, con quien estableció una relación de amistad después de haberlo admirado ya anteriormente y junto al que representa un nuevo camino en la música portuguesa, que en ese momento “necesitaba reflejar la violencia”.







No Museu da Cidade do México uma conferência de imprensa foi oferecida para dar os detalhes do concerto nas Ilhas da Cidade Universitária que será dado por Caetano Veloso.
26 de julho de 2019, às 12h28

No Museu da Cidade do México uma conferência de imprensa foi oferecida para dar os detalhes do concerto nas Ilhas da Cidade Universitária que será dado por Caetano Veloso, e outros artistas, no início dos Cantares. Festa trova e música urbana organizada pelo Ministério da Cultura da Cidade do México em colaboração com a UNAM



Tania Victoria / Ministério da Cultura de Cidade do México









La Jornada

Caetano Veloso tocará este sábado 27 de julio en Ciudad Universitaria
Juan José Olivares
viernes, 26 jul 2019

Ciudad de México. Tocará este sábado en Ciudad Universitaria, en una de las sedes del encuentro Cantares, que el fin de semana reunirá en diversas sedes a 50 músicos de trova y canción urbana, géneros de gran gusto para el público mexicano.

Foto: Roberto Garcia Ortiz 

En las llamadas islas, Veloso compartirá escenario con Óscar Chávez, Inti Illimani, Fernando Delgadillo, Isabel y Tita Parra, y Leticia Servín. Concierto que comenzará al mediodía de este sábado.

Previo a su presentación, el cantautor y activista ofreció una conferencia de prensa la noche de este jueves en el Museo de la Ciudad de México, donde no faltó el comentario político. Caetano es uno de los artistas más críticos con el gobierno del derechista Jair Bolsonaro, a quien el intelectual calificó como “un blanco poco informado y común”, con el que regresaron ideales “de extrema derecha” y de “modelos populistas”.

Foto: Roberto Garcia Ortiz




La llegada de este gobierno, afirmó Veloso, es la respuesta que destruyó todos los bocetos de avance de la democracia en el continente.

Veloso, autor de más de 40 discos, de unos cinco libros y música para cine, destacó en la reunión con la prensa sobre el Tropicalismo, movimiento musical de finales de los años sesenta que lideró junto con artistas como Gilberto Gil, Gal Costa, Milton Nascimento, entre otros.

Destacó asimismo la reunión que tuvo en recientes tiempos en el escenario junto con “su familia”. Es decir, sus tres hijos, Moreno, Zeca y Tom, con los cuales realizó una gira.

“Ha sido un acontecimiento para mí”, dijo.


Periódico La Jornada

Sábado 27 de julio de 2019, p. 7

La música puede influir en todas las dimensiones de la humanidad: Caetano Veloso

En charla con La Jornada, el músico brasileño habló del silencio, de sus hijos y del gobierno de su país: la gente creyó que era la respuesta a la corrupción


Juan José Olivares
El cantautor actúa hoy en Las Islas de CU, en el concierto que inaugura la primera edición del festival Cantares - Foto Roberto García Ortiz


Para dormir, es esencial, dice y sonríe Caetano Veloso.

“Es bueno que esté todo callado porque así, cuando algo está bien dicho o cantado, viene todo muy claro… El silencio es como un pedazo de papel en limpio en el que puedes escribir algo o simplemente, dejarlo así… sin nada.”

Veloso, figura en Latinoamérica del ámbito de la cultura, comparte esta reflexión con La Jornada respecto a la ausencia del sonido, porque él canta y compone cual susurro estruendoso, o grito al oído.

El brasileño de Bahía sabe de ese, y de muchos otros temas más. Lo avalan decenas de discos y algunos libros. Su música para películas y hasta la creación de un movimiento: el Tropicalismo.

Más allá de su clasificación de compositor, escritor, cineasta, activista y demás, es promotor del humanismo. Efigie pública en Brasil que alza la voz cada vez que percibe una injusticia.

– ¿La cultura es un contrapeso ante todo lo negativo? Se le pregunta.
– Sí. Lo es, porque tiene la energía de la creación, la cual no puede someterse a esas cosas negativas. Siempre tomará conciencia de lo que pasa.
Se le recuerda a Veloso lo que dijo a este diario en 2007: Los artistas no son líderes de opinión, pero sí, contribuyentes para un clima de buen juicio, de buen sentido.
Comenta: “La música es la instancia que puede hacer algo en todas las dimensiones de la humanidad. La creación artística se tiene que mecer con todo lo demás.

– ¿Ha compuesto los acordes ideales para conseguir la felicidad?
– Para mí, esos acordes son mis hijos. Tenerlos es un hecho que ha sido muy fuerte en mí. Ellos son los que me han llevado a eso que se llama felicidad. Eso es más fuerte que cualquier nubarrón oscuro.
Tocar junto con Moreno, Zeca y Tom ha sido de lo mejor de su vida, reconoce Veloso, quien destaca la reciente gira que hizo con sus tres hijos, dedicados ya a la música.

Para llegar a esa dicha, Veloso ha recorrido buen camino.

En 1968 grabó su primer álbum. Por esos años, junto con Gilberto Gil, Gal Costa, Os Mutantes, entre otros músicos, creó, en plena dictadura militar en Brasil, el movimiento Tropicalismo, que cocinó la bossa nova con el rock y la música tradicional, con aderezo político social.

Tan politizado se volvió el Tropicalismo que en 1968, a él y a Gilberto Gil los encarcelaron. Nunca les explicaron el porqué, pero al salir tuvieron que exiliarse.

Hoy día, Veloso se erige como impulsor de la democracia y la charla vira hacia su sentir político.

– Con la llegada al poder del ex militar y derechista Jair Bolsonaro, ¿volvió la tormenta a su terruño?
– Está complicada nuestra situación, pero tenemos que saber sortearla. Los brasileños debemos saber que, aunque los problemas sean muy profundos, tenemos que utilizar lo que pasa. Saber cómo trabajar con esas energías que ya están instaladas. Si queremos hacer algo para abrir caminos a la felicidad y a la grandeza, hay que crear formas de contribuir en lo colectivo.

Brasil tiene que ser muy importante en el futuro

Destaca el contraste entre lo que pasó en Brasil y en México. La llegada al poder de gobiernos muy distintos.

“La mayoría de mis amigos siente una especie de envidia sobre la situación en México. Vemos interesante que su país camine como lo está haciendo. Las cosas en Brasil se revelaron por la parte negativa. Es terrible para nosotros que hayamos sido capaces de estar como estamos.
La gente votó democráticamente por Jair Bolsonaro. Lo hicieron grupos que siguen apasionados con el poder (con manías reaccionarias), hasta la población que creyó que era la respuesta a la corrupcion que se dio en el gobierno de Lula (Da Silva).

Agrega: Bolsonaro, aunque fue diputado federal, hablaba como si no fuera político. La gente lo sentía como alguien que no tenía nada qué ver con esas figuras, en las cuales ya no creía.

Veloso afirma que mucha gente de la clase media que votó por Lula, lo hizo por Bolsonaro por decepción. Pensaban que el tipo (Bolsonaro) decía locuras pensando que no las haría cuando estuviera en el poder.

A decir del artista, Brasil tiene que ser muy importante en el futuro. Es un país con dimensiones continentales, donde está la más grande población negra fuera de África.

Es uno de los que tiene más mezcla racial. Por eso tenemos la oportunidad de crear algo original; ese es mi sueño. Tengo la certeza de que Brasil tendrá que decir algo que nadie ha dicho todavía.

– ¿Nunca le interesó ser político?
– No, porque soy muy artista. Me parece aburrido y no tengo tiempo para estar con aquellos hombres con esas caras discutiendo todo el tiempo. Además, no tengo vocación. Me gusta ser artista.

Veloso lo es, y ahora, inspiración para creadores de generaciones consecutivas, como para él y los tropicalistas fueron músicos como Joao Gilberto o Tom Jobim, creadores de la bossa nova.

En Brasil, la música popular siempre ha sido y será fuerte. Con el nacimiento de Internet todo cambió. Hay públicos diversos. Cuando era joven, un artista era conocido por todos, y hoy no es así. Actualmente hay fenómenos que son más grupales, sectoriales o comerciales; son fenómenos que tienen su energía. Y también hay creadores que hacen cosas sofisticadas, las cuales dialogan con estas que mencioné antes, a veces rechanzándolas o incorporándolas. Y eso, para mí, significa salud cultural.

Caetano es activista de la democracía. Aparece en medios y redes sociales, pero argumenta que no las ve.

“Cuando quiero decir algo, envío un post a mi equipo y lo sube a redes. Luego, siento la reacción de la gente”, a la que incluso, hay que recordar que, en plenas eleciones, propuso una lista de canciones políticas en Spotify. La idea era que la música es resistencia o, al menos, “eleva el ánimo de la gente, y los diálogos siguen…”.

Veloso tocará este sábado en Ciudad Universitaria (CU), en una de las diversas sedes del encuentro Cantares, que el fin de semana reunirá a 50 músicos de trova y canción urbana nacionales e internacionales.

En las llamadas Islas de CU, compartirá escenario a partir de las 11 y media de la mañana, con Óscar Chávez, Inti Illimani, Fernando Delgadillo, Isabel y Tita Parra, y Leticia Servín. Los conciertos son organizados por la Secretaría de Cultura de la Ciudad de México.






MILENIO

Caetano Veloso: la música brasileña, una de las más saludables en la actualidad

El cantautor se presentará este fin de semana en el contexto del Festival Cantares. Fiesta de Trova y Canción Urbana, en Ciudad Universitaria.


Estará con Óscar Chávez y cantará con sus hijos. Foto: Araceli López


JESÚS ALEJO SANTIAGO
Ciudad de México
26.07.2019

Caetano Veloso es considerado uno de los grandes compositores y cantantes en lengua portuguesa, pero quizá lo sería en muchas otras lenguas: músico, pero al mismo tiempo poeta, cineasta y activista que se ha hecho escuchar a través de sus canciones.

Caetano, una de las figuras protagonistas en el programa del Festival Cantares. Fiesta de Trova y Canción Urbana —a desarrollarse este fin de semana en diversos escenarios de Ciudad de México— encabezará el programa en las Islas de Ciudad universitaria, al lado de Óscar Chávez, siendo para el artista brasileño muy importante poder estar en México y, en especial, poder cantar acompañado de sus hijos.

“Para mí, lo más importante es actuar ante mucha gente que estudia, pero también lo es porque México tiene un significado muy fuerte para mí, por la música y la personalidad de la nación mexicana”.

Con la bienvenida a cargo de José Alfonso Suárez del Real, secretario de Cultura de Ciudad de México, y de Jorge Volpi, coordinador de Difusión Cultural de la UNAM, Caetano Veloso aseguró que la canción en Brasil es una de las más saludables dentro de las diferentes disciplinas artísticas, “ha mostrado ser capaz de caminar a través de las situaciones más distintas, sociales y políticas”.

“Cada vez que hablo sobre mi trabajo recuerdo a Joao Gilberto, porque fue una revelación que me dio los criterios para el entendimiento de la canción. Su muerte cambió nuestro sentimiento mientras estábamos en Europa y cantamos para homenajearlo… también lo haremos aquí, porque él vivió en México”.

Durante un encuentro celebrado en el Museo de la Ciudad de México, el artista brasileño habló lo mismo de música, que de política. Reconoció que Bolsonaro, presidente de Brasil, “no deja de ser alguien que se eligió democráticamente y tenemos que aprender a dialogar con esta realidad”.



Tom e Caetano Veloso







MÉXICO MÚSICA

México baila al son de los cantares del brasileño Caetano Veloso
EFE
México, 28 jul. 2019


El cantante brasileño Caetano Veloso se presenta este sábado durante el festival Cantares Fiesta de Trova y Canción Urbana que se realiza en Ciudad Universitaria en Ciudad de México (México). EFE/Sáshenka Gutiérrez


El célebre cantautor brasileño Caetano Veloso hizo bailar este sábado a los mexicanos en un multitudinario concierto en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) durante el festival "Cantares".



"Es una gloria para mí y para mis hijos estar en Ciudad de México", dijo Veloso (Brasil, 1942) en los primeros minutos de espectáculo.




EXCELSIOR

Voces unidas por la libertad
El show de Caetano Veloso recorrió sus lazos de sangre, representó el libre pensamiento, expresión y amor entre seres humanos
28/07/2019
JORGE SANTAMARÍA 


El músico brasileño Caetano Veloso compartió escenario con sus hijos Zeca, Moreno y Tom, donde cantaron algunas canciones de su disco Ofertório, como O seu amorBoas vindasTodo homemUm passo à frenteA tua presença y Alexandrino / Fotos: Notimex / Daniel Betanzos / Secretaría de Cultura

CIUDAD DE MÉXICO

El grito “Lula libre” se escuchó ayer en el corazón de Ciudad Universitaria. Las pancartas lo remarcaron. Grupos estudiantiles repartieron folletos entre las Islas y aguardaban el momento de hacer sentir su presencia. Caetano Veloso estaba en la casa, en la gloriosa Ciudad Universitaria, hogar de la libertad de expresión, de la lucha y la democracia, y tenían que acompañarlo.

El aroma a humedad estaba presente sobre el césped. El sol lo provocó. Se vendían raspados, refrescos, tacos de canasta; se ondearon banderas verdeamarelhas, fotos de Violeta Parra, bufandas, y símbolos de paz y amor. La bienvenida perfecta para un maestro del pensamiento latinoamericano.

Caetano no llegó solo a Cantares: Fiesta de Trova y Canción Urbana que comenzó ayer en la UNAM, lo hizo acompañado de su sangre: Zeca, Moreno y Tom. La edad ya se refleja en sus manos, no en su espíritu. Su mirada se clavaba por momentos al bello horizonte que tenía de frente, lleno de gente esperanzada, creyente de un nuevo mundo, y muy atrás la Biblioteca Central. Una bella postal para un hombre que sufrió en sus primeros años el exilio, producto de una dictadura y de la fractura social y política que vivió el Brasil de los 60 y 70.

Baby fue su manera de saludar, le siguió O seu amor, sentado en una silla, donde permaneció la mayoría de su presentación, quizá por el estilo de su show Ofertório, que unió a sus tres hijos con la intención de celebrar la reproducción y el libre pensamiento, porque no es secreto que el maestro de 76 años es un ateo; sin embargo, es un caballero respetuoso de la cristiandad de Zeca y Tom, y de los pasos de Moreno en la macumba, un culto que combina el animismo africano y la hechicería.

Sobre el terreno estudiantil también habían fans que vivieron la época del tropicalismo, obviamente con la misma edad que el brasileño, estaban reviviendo su juventud, cantaban y aplaudían cada que Veloso lo pedía y ellos también, desde la comodidad de sus sillas de plástico que acomodaron en sitios de sombra cerca del escenario.

Zeca cantó Todo homem en piano, Tom se sacudió la incomodidad que le provoca cantar, y lo hizo, pero suya fue la tarima que vibró con su samba; Moreno creó arte con un par de lijas y un simple plato de cerámica. Sangre que heredó lo artista del padre, lo revolucionario y diverso, bastó con escuchar Alexandrino en vivo para entender cómo Caetano aún es capaz de llevar la música popular a través de otras ramas de la música contemporánea.

Los de las aguas hacían su agosto, hubo perros perdidos atropellando gente y una joven ofreciendo una golosina gourmet que llamaba “chocolate mágico”, caras rojas, cuellos y pieles calcinadas por la intensidad del sol, sudor, pero mucha actitud para bailar How Beautiful Could a Being Be.

El maestro Veloso lanzó un beso a la eternidad para su amigo João Gilberto que recientemente partió. “Esta es una canción mexicana, o quizá, ¡la canción mexicana! A su memoria”, dijo en el fluido español que le caracteriza, con el galante acento portugués. Bésame mucho, de Consuelito Velázquez, fue con mucho cariño para el padre de la bossa nova.

El sol le estropeó un par de veces la guitarra. Requirió auxilio para afinarla por parte de un miembro de su staff. Se le dio una indicación con una hoja o una letra, lo que fuera, lo desechó. Él quiso cantar su propia versión de Cucurrucucú paloma sin ayuda alguna, sólo con las voces de México y de los paisanos brasileños que le acompañaron.

Y para terminar, A Luz de Tieta. Los cuatro Veloso se pusieron de pie, al límite del escenario y escucharon el coro de su canción en propiedad de un pueblo mexicano y de una comunidad estudiantil que recordó cuán importante es imponer el diálogo a través del arte como recurso para resolver cualquier problemática y no la violencia.
Paliacates verdes proaborto, banderas rojas, locales y de la universidad despidieron a Caetano, acompañado de un efusivo “¡2 de octubre no se olvida! ¡La lucha sigue!”.

Foto: Notimex


Fotos: Eduardo Miranda





Foto: Luis Castillo / La Jornada

Foto: Luis Castillo / La Jornada

Foto: Germán Espinosa


Foto: Sashenka Gutierrez

Foto: Sashenka Gutierrrez